Los beneficios del aceite de linaza se basan en su alto contenido de aceites grasos Omega 3 que como principal antioxidante ayuda a mantener la piel suave y tersa.Además este es un aceite ingerido principalmente por deportistas porque aumenta el poder energético, previniendo el estrés y actuando como tranquilizante.

El aceite de linaza proviene de la planta llamada lino, linaza o flax, cuyo cultivo data de las antigüedad siempre con una virtud en cuanto a la salud.Desde la antigüedad las semillas de linaza se utilizan maceradas para lograr bálsamos para el tratamiento de inflamaciones de piel y estreñimiento.

El aceite de semillas de linaza tiene propiedades terapéuticas gracias a su valor concentra de ácidos grasos omega 3, como ya se dijo y de Omega 6 lo cual hace este aceite un elemento muy preciado por a su valor nutricional y por el aprovechamiento medicinal gracias a la lignina, sustancia que actúa en enfermedades de origen hormonal, en distintas clases de cánceres y además beneficia por su alto contenido de fibras ayudando a un buen transito intestinal, como se citó anteriormente ayudada a prevenir el estreñimiento.

Además el aceite de linaza actúa en el tratamiento de soriasis, las quemaduras del sol, en el tratamiento para el acné, como antiinflamatorio y todo esto gracias a los ácidos grasos esenciales. Por ejemplo en el acné proporcionan ayuda al tratamiento al debilitar el sebum que tapa los poros. También actúa favoreciendo el crecimiento del cabello, problemas de este a causa de la soriasis o eczemas.

Alivia la inflamación y dolor de las articulaciones, previene las enfermedades cardiovasculares porque controla la presión sanguínea ayudando a que las arterias no permanezcan duras, lo cual provoca una débil circulación sanguínea.También actúa en el tratamiento de cáncer de próstata, colon, piel y senos y gracias a la lignina puede ayudar en el tratamiento de cancer de piel y en enfermedades de origen nervioso como la enfermedad de Parkinson.