Para reducir centímetros a tu silueta obviamente debes llevar a cabo una dieta saludable para adelgazar preferentemente personalizada y prescripta por un nutricionista en conjunto con una rutina de ejercicio físico aeróbico y ejercicio tonificador para evitar la flaccidez de los tejidos. Pero puedes ayudar a reducir varios centímetros de tu silueta con aceites reductores caseros. Por ejemplo puedes colocar en un recipiente un litro y medio de agua a la cual le vas a agregar una taza de aceite de soja, unas hojas de abedul, la cáscara de tres naranjas y unas hojas de menta. Vas a llevar el recipiente al fuego para cocinar durante dos horas a fuego lento. Después de este lapso de tiempo vas a quitar los ingredientes sólidos para filtrar la loción dentro de un frasco de vidrio oscuro. Habrás logrado un aceite reductor para masajear la zona problemática con masajes circulares en el sentido de las agujas del reloj.

También puedes optar por colocar en un recipiente media taza de aceite de oliva junto a esencia de ciprés, esencia de menta y de cedro y esencia de geranio (diez gotas de cada esencia) Al mezclar todos los ingredientes habrás obtenido un aceite casero reductor para masajear las zonas afectadas con del objetivo de reducir centímetros a tu silueta.

Los aceites reductores caseros cumplen la misma función que las cremas reductoras, pero al tratarse de recetas caseras debes tener constancia en su aplicación para poder obtener buenos resultados adelgazantes. Debido a la misma razón (son aceites caseros) no puedes elaborar una cantidad superior a la establecida, ya que no tienen conservantes artificiales y por lo tanto pueden descomponerse, es decir que no pueden ser reservados aunque lo lleves a la nevera, pero de todos modos a pesar de que debas elaborarlos cada vez que te los apliques cuentan con muy buen efecto, es decir que deberás repetir el mismo proceso tantas veces por semana como te decidas aplicarlos.