Cuando sales de vacaciones sobre todo a la playa cuidas tu piel protegiéndola con un protector solar, o al menos es de suponer que lo haces, sin embargo: ¿cuidas tu pelo de la misma manera protegiéndolo de los rayos solares? Si has pasado tus vacaciones en la playa tu cabello ha sufrido con el agua salada, la arena y los rayos ultravioletas. Estos rayos provocan una alteración de su estructura resecándolo, quitándole el volumen y volviéndolo quebradizo y sin brillo. Si aún no has salido de vacaciones o estás por salir visita un salón de belleza para cortar las puntas del cabello.

Una vez que ya te encuentras en la zona playera pasando tus vacaciones cuida tu pelo lavándolo con un shampoo especial para tu tipo de pelo y aplica un acondicionador de cabello, ambos con un filtro ultravioleta para proteger su estructura general y además proteger el color. Cuando te retiras de la playa lava el pelo y enjuágalo con agua tibia o fría para quitar todo resto de agente agresivo sobre todo si te has sumergido a una piscina, por lo cual debes retirar todo resto de cloro.
Cada vez que vas a la playa cuida tu cabello aplicando una crema especial para el cabello con filtro solar que no necesite enjuague. Los baños de crema debes llevarlos a cabo una vez a la semana.

Ten en cuenta que tu cabello recibe la agresividad de los rayos solares todos los días entonces olvida al menos durante esta temporada la planchita para el pelo y los secadores para el pelo. Haz una hidratación de las puntas aplicando una crema acondionadora que no necesite enjuague y además protege el cabello cubriéndote la cabeza con un sombrero, un gorro o un pañuelo. Cuando vuelvas de tus vacaciones comienzas el tratamiento para el cabello volviendo al salón de belleza para que te recorten las puntas y recibir una hidratación y masajes del cuero cabelludo.